Virtudes del Espíritu Santo



La simplicidad de una vida cristiana es tener una relación
personal con el Espíritu Santo. Millones de cristianos nunca han
recibido ni siquiera una pizca de lo que Dios tiene para ellos y nunca
sabrán cuan maravilloso realmente es el caminar con Cristo, hasta
que descubran la tercera persona de la trinidad.
El Espíritu Santo es quien nos ayuda en la lucha. Dios el Padre esta
en el cielo y también Dios el Hijo, usted necesita un amigo aquí en
la tierra y la única persona de la trinidad que mora en la tierra es
el Espíritu Santo.
Desde el momento en el que el Espíritu Santo venga a ser parte de
su vida, Dios comenzará a mirar en su dirección.
Tan real como la venida a la tierra de Jesús, así fue la venida del
Espíritu Santo.

El Espíritu Santo vino sobre 120 creyentes que vinieron a ser el
nuevo templo de Dios.

¿Por qué  120 en Pentecostés?

Es el numero que cierra la edad de la carne y abre la del  Espíritu. En
Génesis, donde Noe estuvo construyendo el arco por 120 años,
terminó la era de la carne. Dios dijo: “No contenderá mi Espíritu
con el hombre para siempre, porque ciertamente el es carne; mas
serán sus días 120 años”.
Crecer en Cristo
iglesiasamaria.org

EL ESPIRITU SANTO PARTE 3

La unción del Espíritu Santo
3- RELACION PERSONAL CON EL ESPIRITU SANTO
5) Como romper el ayuno

¿Por qué 120 en Pentecostés?

El evangelio es predicado por el Espíritu Santo?

La unción del Espíritu Santo

3) El Espíritu Santo Parte 3

1) El Espíritu Santo parte 1
7 revelaciones
2) El Espíritu Santo parte 2
¿Como lo recibo?
Es precisamente por este propósito que el Señor reunió los 120 en Pentecostés. Para que Dios el Espíritu
Santo pudiera actuar entre las naciones. Esto marcó el principio de la edad del Espíritu.
Los 120 fueron llenos del Espíritu Santo a tal grado, que podían actuar en su propio poder, el Espíritu era tan
poderoso que tomó el control sobre las acciones de los creyentes. El estaba en acción cambiando su lenguaje,
sus emociones y su comportamiento.
Viene un gozo increíble cuando el Espíritu Santo toma el control. “Pues nuestro evangelio no llegó a vosotros
en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo”

El evangelio es predicado por el Espíritu Santo, El es el que hace la obra.
El les da tremenda autoridad a aquellos que lo han recibido, El puede llenarle a usted de tal manera que no le
tema absolutamente a nadie, El levanta su cabeza, cuadra sus hombros y le infunde una confianza inesperada.
Jesús dijo: “Como  me envió el Padre, asi también yo os envio,  y habiendo dicho esto, soplo, y les dijo:
recibid el Espíritu Santo”

Pedro dijo: “y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado
Dios a los que le obedecen”

Una comunión continua con el Espíritu Santo hace la diferencia. Desde el día de Pentecostés el Espíritu
Santo comenzó su obra en la tierra y esta nunca ha parado.

El Espíritu Santo es una persona activa, El nunca cesa de obrar.
El Espíritu Santo esta interesado en su vida, aún en su futuro, el desea guiarle, protegerle, advertirle de lo que
esta por venir. El sabe lo que esta pasando en su vida y tiene un gran interés en usted.

¿Por qué planear su propio curso cuando el conoce cada pulgada del camino que tiene por delante, cada
curva peligrosa, cada hoyo?

Cuando algo esta bien será confirmado por el Espíritu Santo y usted sabrá que dirección tomar.
Si el Espíritu fue tan necesario para Cristo también tiene que serlo para usted. Su experiencia de salvación se
basa en Cristo, la cruz y su cofesión.

El Espíritu Santo anhela una relación personal continua con usted. El desea hacer una entrada poderosa en
su vida, El es real y tenemos que hacer un lugar para El.
Dios es omnipotente y Satanás tiene solo una pequeña fracción de poder. Es tiempo que empiece a ejercitar el
poder del todopoderoso, usted necesita saber que Dios es más grande que cualquier demonio y que solo una
palabra de Jesús destruye al diablo.
Dios a través de su Palabra nos da una receta para romper el yugo de la cautividad.

“Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se
pudrirá a causa de la unción”.

El yugo opresor puede ser roto por el Espíritu, no es una solución temporal, El se queda con usted para seguir
levantandole la carga y guiarle en una nueva senda.

“Pero la unción que vosotros recibisteis de el, permanece en vosotros, y no teneis necesidad de que nadie
os enseñe; asi como la  unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera y no es mentira, según ella
os ha enseñado, permaneced en El”

Para entender al Espíritu Santo tiene que saber que El es Dios. Si desea que la unción del Espíritu llegue a ser
evidente en su vida, comience con un entendimiento de quien es El, como El opera y como puede entrar en su
comunión.
Su crecimiento espiritual no es diferente al de un arbol de roble gigante,  tiene que ser alimentado y nutrido.
Su crecimiento en el Espíritu comenzará en el momento en el que empiece a ver que el Espíritu de Dios es
verdaderamente Dios.
El Espíritu Santo es perfecto, poderoso y glorioso, El merece nuestra adoración.
El Señor Jesucristo predijo lo que lo pasaría cuando hiciera un lugar para el Espíritu. “El que cree en mi como
dice la escritura, de su interior correrán ríos de agua viva”.
Dios tiene un plan maestro detallado para su vida, su unción y su Espíritu están incluidos en el plan, todo lo
que el Espíritu Santo le pide es un lugar en su corazón.

La respuesta a sus necesidades más urgente está cerca, es tiempo de dejar de pensar que Dios  es un Espíritu
inaccesible que reside a millones de millas de distancia, el Padre está tan cerca que puede hablar con El en
cualquier momento, y su Espíritu está tan cerca que le puede dar consuelo, paz y dirección. Todo lo que tiene
que hacer es pedir y confiar que El lo va a hacer.
El Espíritu Santo es su ayudador, digale lo que necesita. En el momento en el que diga esas palabras de
corazón, el Espíritu Santo pondrá su mano sobre usted y algo maravilloso pasará. Alcanzar esa relación no es
difícil, es tan simple como decirle al gran ayudador : ayudame;

“Cuando el Espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo halla.
Entonces dice: volveré a mi casa de donde salí; y cuando llega, la halla desocupada, barrida y adornada.
Entonces va,  y toma consigo otros siete espiritus peores que el, y entrados, moran alli; y el postrer estado
de aquel hombre viene a ser peor que el primero”

El plan de ataque de Satanás es el siguiente: cada demonio que ha salido volverá a hacer una visita para ver si
la oportunidad todavía esta disponible, y si se le da la oportunidad el llevará a otros con el. Es una situación
aterradora, pero usted puede evitarla estando completamente lleno del Espíritu y nunca romper su pacto con
Dios.
Dios removerá su mano de protección de aquellos que no perdonan.
Ciertamente, deseamos amar a Cristo, pero eso es imposible a menos  que el Espíritu nos de amor
sobrenatural.

¿Y como lo recibe usted?

Simplemente diga: Espíritu de Dios, yo me rindo a ti. Por este solo hecho El inundara su alma de amor por el
Señor. Mientras mas profundamente conozca al Espíritu Santo, más profundamente conocerá a Jesús, es algo
automático.
“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la
carne, si no conforme al Espíritu”

Jesús dio los mandamientos mediante el Espíritu, igual que Dios una vez dio la ley mediante Moisés.

Siete revelaciones

1) Hay poder sobre el pecado, usted tendrá dominio sobre el pecado.

2) El cumplirá la ley. Es el cumplimiento  de la ley de Moisés lo que ha producido la libertad que ahora
tenemos en el Espíritu.

3) El te dará la mente de Dios “Porque  los que son de la carne piensan en las cosas de la carne, pero los que
son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu
es vida y paz. Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de
Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios”

4) El le dará justicia “Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios
mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo no es de El. Pero si Cristo está en vosotros, el
cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el Espíritu vive a causa de la justicia”

5) El dará vida a su cuerpo “y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el
que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que
mora en vosotros”
Si usted sigue los pasos del Espíritu, andará en salud, tendrá un cuerpo vivificado. “Los que esperan en Jehová
tendrán nuevas fuerzas”
Usted no  puede renovar sus fuerzas sin el Espíritu Santo porque El es el que vivifica el cuerpo mortal.

6) El traerá muerte al yo “Asi que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la
carne; porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu haceis morir las obras de la carne,
viviréis. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, estos son hijos de Dios”

7) El le dará testimonio de su salvación Pues no habeis recibido el Espíritu de esclavitud para estar otra vez
en temor, sino que habeis recibido el Espíritu de adopción, por el cual clamamos: Abba Padre , El Espíritu
mismo da testimonio a nuestro Espíritu, de que somos hijos de Dios”

El Espíritu hace la obra del padre y del hijo.

“Porque los que son guiados por el Espíritu de Dios, estos son hijos de Dios”

El Espíritu Santo anhela que usted comience una relación profunda personal con El, El está esperando para
darle poder, plenitud, justicia, una vida guiada por el Espíritu y mucho más.
El propósito principal del Espíritu Santo es guiar a la gente a Cristo, El le va a dar a usted el poder para hablar,
es en vano intentar proclamar la Palabra de Dios sin el Espíritu Santo sobre usted.
Cuando  usted le diga: Espíritu Santo, ayúdame a conocer a Jesús, El no le va a desilusionar, El siempre está
dispuesto a ayudar.
Cada vez que usted le diga: ayúdame, El le dice: lo haré.
Cuando le diga: enséñame, El le dirá: estoy listo
Cuando le diga: ayúdame a orar, El le dirá: comencemos
El esta ahí mismo dándole el deseo de orar.
En el momento que confiese la muerte, sepultura y resurrección de Cristo, ha pasado la prueba del Espíritu

“En esto conoced El Espíritu de Dios: todo Espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios;
y todo Espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el Espíritu del
anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya esta en el mundo”

El Espíritu Santo es quien realmente le adopta a usted en la familia de Dios “Porque todos los que son
guiados por el Espíritu de Dios, estos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido el Espíritu de esclavitud para
estar otra vez en temor sino que habéis recibido el Espíritu de adopción, por el cual clamámos: Abba Padre”

Sin el Espíritu Santo es imposible acercarse al Padre “Porque por medio de El los unos y los otros tenemos
entrada por un mismo Espíritu al Padre”
Por medio de Jesús, ambos judíos y gentiles pueden acercarse a Dios por el Espíritu Santo.
La Biblia dice que el Espíritu Santo se le ha dado a usted como garantía de la vida eterna “Habiendo creído en
El, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención
de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria”

El Espíritu Santo le está preparando para el cielo, si está convencido de que El vive en usted, entonces nunca
debe cuestionar que ha nacido de nuevo, nunca debe dudar de que su hogar es el cielo y nunca debe tener
dudas de que tiene vida eterna.
Cuando Cristo vuelva, El le va a recoger y le va a llevar al hogar.
Usted es una posesión comprada del Señor, es por eso que le puede decir a Satanás en su cara horrible : No
me toques, soy posesión de Cristo; y no tenga miedo de hablar la palabra, resistalo y el huira de usted.
Usted tiene al Espíritu Santo, un anticipo de su herencia.
Desde el momento que acepta a Jesús como Salvador, es el Espíritu Santo quien le da la voluntad, la fortaleza
y el deseo de obedecer a Dios y de vivir la vida cristiana. Sin El es imposible

Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor
fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro”

La razón de que las personas (aún cristianos) fracasen es porque ellos depende de su propia fuerza.
La carne le fallará continuamente, asi que no dependa de ella. El Espíritu Santo le dará fuerza y vida, y también
le dará descanso.
No es mi habilidad, es su habilidad en mí.
No es mi fuerza, sino la suya, de otra manera me gloriaria de mis propios logros.
Cuando vea a Cristo cara a cara, no dirá: Señor, mira lo que hice; dirá: Señor, mira lo que hiciste con este
hombre miserable.
Comience a practicarlo, abra sus brazos y diga: Espíritu del Dios viviente, yo deseo vivir para Jesús hoy, te doy
mi mente, mis emociones, mi voluntad, mi intelecto, mis labios, mi boca, mis oidos y mis ojos.

Cuando se levante y ore esta clase de oración, la unción le inundará con un océano en marea alta, en el
momento en el que se rinda totalmente, Dios comenzará a fluir.