Cuantos días ayunar

4 - TEMAS RELACIONADOS CON EL AYUNO


1. ANTES DEL AYUNO


Cuando usted sienta el llamado a ayunar, o proponga en su corazón un ayuno por alguna necesidad, debe
dedicar algunos días a orar de forma especial clamando a Dios para que el Espíritu Santo le pueda dirigir y le
unja para ello. Es recomendable que el día antes de entrar en el ayuno le pida a algún siervo de Dios que le
unja clamando a Dios para que su fortaleza esté sobre usted y el ayuno le sea de gran bendición Espíritual.
Si decidimos hacer el ayuno del Señor (El nos indica cuando debemos terminar el ayuno) debemos orar
para que nos guíe el Espíritu Santo.

2. ¿CUANTOS DIAS DEBO AYUNAR?


No hay un número de días concretos para ayunar. Sencillamente varía con cada creyente, y cada cual debe
ser dirigido por el Espíritu Santo. Dios es el que sabe los días que necesita en cada, y para cada situación.
En algunos casos puede que Dios le dirija a ayunar solamente un día hasta las seis de la tarde. En otras
ocasiones puede que varíe. Lo más importante es tratar de apartarse solo con el Señor para dedicarse
casi exclusivamente a orar y a leer la Palabra. Un ayuno de dos o tres días solo con el Señor, y dedicado
exclusivamente a la oración y a la Palabra puede ser de mas beneficio que un ayuno mas largo en el cual la
persona se mueva por el día a conversar con los hermanos y a participar en otras actividades.
Dios nos ayuda a ayunar para romper los yugos del diablo. La oración y el ayuno es la formula de Dios para
las grandes victorias Espirituales. Lo ideal en un ayuno de días es apartarse solo con Dios como hicieron
Jesús y Moisés en sus ayunos de cuarenta días. Cuando esto no sea posible hay otras formas de ayuno ya
antes explicadas que también pueden ser de gran bendición para su vida.

Antes de su glorioso ministerio terrenal Jesús ayunó cuarenta días en el desierto completamente solo
con el Padre, y luego volvió en el poder del Espíritu a echar fuera demonios, sanar los enfermos y llevar
Palabra de vida a las gentes. El ayuno de cuarenta días de Moisés salvó a Israel de la destrucción.
Los ayunos de Daniel trajeron grandes bendiciones a la nación judía. Los ayunos de Pablo, levantaron uno de
los ministerios de Dios de fruto mas abundante. Es la formula bíblica. Es la senda antigua.
El profeta Jeremías 6:16 dice:
“Así dijo Jehova, paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cual sea el buen
camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestras almas. Mas dijeron: No andaremos”.

Los héroes del antiguo testamento caminaron por esa senda, Moisés, Elías, Daniel y otros lo hicieron, Jesús
mismo lo tuvo que hacer. La iglesia apostólica lo hizo; por eso había poder y santidad en sus vidas. Dios llama
ala iglesia actual a la senda antigua; oración, ayuno y comunión continua con Dios. Israel dijo: "No andaremos
por esa senda", pero cayeron bajo el juicio de Dios. Si la iglesia actual no se decide a volver del modernismo y
la tibieza Espiritual a la senda antigua de la vida profunda con Dios, también caerá bajo el juicio de Dios. A los
tibios El los vomitara por su boca. Apocalipsis 3:16. Los lideres actuales son los responsables de lanzar el
llamado al pueblo y de dar el ejemplo. El tiempo es corto. Pronto será tarde. Es ahora, o nunca. Paraos y
caminad por la senda antigua que el tiempo se ha cumplido.

El numero de días a ayunar varia y solo el Espíritu Santo puede dirigirle y mostrarle los días adecuados
para usted. Es importante que usted entienda lo beneficioso que es el ayuno y la oración, clamé a Dios para
que le dirija. Cuando estamos haciendo su voluntad podemos confiar en que El no nos dejara en verguenza.

Si Dios le dirige todo será victoria. Ayune hasta que la contestación llegue, o Dios le revele que la victoria esta
concedida. Algunos ayunos bíblicos solo duran tres días. Otros siete, y otros cuarenta días. Dios le guiara a
usted, si se lo pide a El de todo corazón y tu propósito es agradable a El. Dios puede hablarle de muchas
formas diferentes para mostrarle los días de su ayuno. El puede hablarle en un sueño, en una visión, por
profecía, con voz audible, o directamente a su corazón. En cualquier caso, pídale confirmación. El no fallara en
confirmar para que usted sepa que es El. La Biblia dice que su Espíritu nos guiara a toda verdad y a toda
justicia. Si en alguna ocasión durante el ayuno se sintiera muy mal, reprenda al diablo, en el nombre de Jesús
y reclame su fortaleza. Si no puede orar en voz alta, medite en Cristo y sus promesas de fe, y reclame en
confianza y espere en El, El Señor no fallara en renovarle las fuerzas. Cuando sienta mal gusto en su boca,
haga buches con Listerine o algún producto similar. Esto a veces es natural por la segregación de los ácidos
del estómago. No se preocupes. Con esos buches después de lavarse la boca, será suficiente.

Si usted siente su cuerpo caliente, no se preocupe pues es el resultado natural de la oxidación de los
desperdicios en los intestinos. Esto quiere decir que su cuerpo se esta limpiando. Si alguien esta afligido con
un cáncer maligno y sabe que es una enfermedad de muerte, es ciertamente una decisión sabia entrar en el
ayuno del Señor hasta que Dios lo sane. ayunar y humillarse a Dios.

3. ¿SE PUEDE UNO BAÑAR EN EL AYUNO?


Muchas personas preguntan si es licito bañarse en los días de ayuno. No hay nada en la Biblia que lo prohíba.
Muchos lo recomiendan para así limpiar los desperdicios que se acumulan en la piel durante el ayuno. Al igual
que en otros aspectos donde no haya una instrucción bíblica especifica, debemos buscar la dirección del
Espíritu Santo. Cristo ayuno cuarenta días y sus noches en el desierto. Allí no había agua, por tanto el Señor
tuvo que estar todo ese tiempo sin bañarse. En el ayuno de Moisés de cuarenta días y sus noches en el
monte, estuvo todo el tiempo en la presencia de Dios. No creo posible que él pudiera bañarse durante ese
tiempo en tal situación. En sus tres días de ayuno Pablo se encerró sin agua ni alimento y oro todo el tiempo.
A pesar de todo no podríamos decir que esta prohibido bañarse en ayuno. Sencillamente ore y deje al Señor
que le dirija.

4. CONCENTRACION EN EL AYUNO


Algunos hermanos prácticamente han perdido sus ayunos por la forma imprudente en que otros hermanos
han actuado. El ayuno es una actividad profundamente espiritual  y requiere continua comunión con
Dios. Nadie debe hablarle a la persona que esta en ayuno de ningún otro tema que no sea de Cristo. Debe
tratar de estimularse a orar en abundancia y a leer la palabra para recibir el máximo del beneficio. Algunas
veces personas que están en ayuno por varios días han sido atribulados en tal forma por la conversación de
otros, que arruinaron su ayuno y pusieron en peligro su salud. Cada hermano debe ser prudente y no llevarle
ninguna clase de problemas, ni discusiones al que esta en ayuno. No le hable de comidas. Esto le podría
afectar. No murmure de personas que estén en ayuno. Alguien podría ir y contarle y crearle un problema
emocional que le debilite para seguir en ayuno. Ore por los que estén en ayuno. Clame por ellos y no sea
usted tropiezo para los que están ayunando.

5. EL AYUNO Y EL DESCANSO


Es muy importante entender este punto de vital importancia para el éxito de un ayuno. Lo prudente y lo
normal es no acostarse muy tarde para luego poder madrugar bien temprano a orar. Si nos acostamos
demasiado tarde podríamos arruinar la oportunidad de orar de madrugada. Creo que es muy importante que
una vez llevemos varios días de ayuno sin entregar, nos levantemos por lo menos a las cinco de la mañana
para comenzar el primer periodo de oración. Esas primeras horas de oración son muy importantes para
asegurar la victoria en el ayuno.
Nunca se debe dormir de día. Las horas del día son para orar y leer la Biblia. Algunas personas sienten
descansar mas de lo que mencionamos aquí. Puede que en algunos casos el Espíritu Santo le dirija a
cualquier otra alternativa. Siempre debemos estar alerta para cualquier dirección del Espíritu. El sabe lo que
hace y cuando nos muestre algo debemos obedecer sin titubear.

6. ORACION


No hay nada más importante durante el ayuno que la oración. En esos días y noches tratamos de orar el
máximo. No sólo oramos por nuestro crecimiento espiritual sino también por las iglesias, los pastores, los
evangelistas, las obras en las cárceles y hospitales, las campañas evangelisticas y otros temas. Cada cual debe
enumerar y apuntar en una libretita los temas por los cuales debe orar y asegurarse que los cubre todos. En
esos días de ayuno es la oportunidad para interceder en forma especial por los familiares inconversos, por los
vecinos, por los hermanos flojos en la Fe y por multitud de siervos de Dios que se esfuerzan por alcanzar las
almas A veces puede cansarse 0rand0 de rodillas per0 no por eso deje de orar. Puede 0rar sentado y aun
acostado, siempre cuando mantenga la concentración en la oración. La gran victoria del ayuno depende de la
oración. Alabe en abundancia al Señor mientras ore.

7. EL AYUNO Y LA SALUD


Algunos no se atreven a ayunar pues temen que les afecte a la salud. Es importante entender que la realidad
es todo lo contrario. Conforme a la ciencia médica el ser humano come más de lo que su cuerpo necesita.
Ese exceso de comida causa innumerables malestares a la persona. El corazón, el sistema digestivo y otros
órganos son afectados. En el ayuno el cuerpo tiene oportunidad de limpiarse de las toxinas (venenos)
acumula dos en el cuerpo por exceso de alimento. La salud mejora por lo tanto en forma considerable.
Muchas personas se sanan de diferentes enfermedades durante un periodo de ayuno. Muchos médicos usan
el ayuno para restaurar la salud de los pacientes. Se han registrado casos de ayunos, supervisados por
médicos, hasta de cuarenta y dos días, en los cuales el paciente se sanó de fatiga crónica y las reacciones del
cuerpo le fueron restauradas de forma asombrosa. Por supuesto que después de un ayuno debemos
comenzar a alimentarnos con sensatez y a usar alimentos adecuados. Aun la naturaleza nos muestra lo
beneficioso del ayuno para la salud, pues podemos notar que muchos animales que se enferman se apartan
por días y se quedan sin comer hasta sanarse. Las personas en sobre peso tienen un beneficio incalculable
durante un ayuno, pues rebajan y nom1alizan su peso, lo cual es tan importante para la salud. Por supuesto
que es necesario que el agua sea incluida durante los días de ayunos sin entregar. La ciencia médica informa
que los que ayunan con frecuencia tienden a mantenerse mas jóvenes y a vivir más años.

8. EL AYUNO Y EL MATRIMONIO


La Biblia en I Corintios nos dice que el apóstol Pablo aconseja a los casados que de mutuo acuerdo se nieguen
el uno al otro para dedicarse a buscar al Señor. Nos dice el apóstol que esto no es un mandamiento sino una
conducta prudente y sabia a seguir por los casados. Esta bien claro que el apóstol se refiere a la situación, en
la cual el matrimonio siente apartarse en ayuno para llenarse de la bendición de Dios. Es aconsejable y
agradable a Dios que los matrimonios se aparten con frecuencia en ayuno para clamar por paz para su
hogar y demandar de Dios bendiciones especiales para sus hijos. De esta manera se pueden conseguir
grandes bendiciones Espirituales para el hogar y salud para los miembros y se reprenden todos los planes y
obras del diablo contra los de la casa.
Hay otro aspecto muy importante con relación al ayuno y el matrimonio que debemos considerar. En
ocasiones Dios llama al ayuno a uno de los conyugues, puede ser al varón o a la mujer. En un caso así el que
recibe el llamado esta obligado a entrar en el ayuno por cuanto es mandato de Dios. El otro miembro sea la
esposa o el esposo no debe oponerse, sino ser motivo de estímulo y de ayuda Espiritual para que el ayuno
pueda efectuarse a plenitud. Si el llamado fuera al varón y la esposa se opusiese estaría peleando contra Dios
y se habría convertido en una piedra de tropiezo a los planes del Señor. En todas las cosas es prudente que el
matrimonio se ponga de acuerdo, pero cuando viene un llamado de Dios ahí es cuestión de obedecer sin
alternativas de ninguna clase.

9. SITUACIONES ESPECIALES EN RELACION A LA MUJER.


En el caso de la mujer puede que Dios la llame a ayunar en estado de embarazo. Si es llamado de Dios, la
mujer encinta no debe temer, pues ese ayuno puede significar bendición grande para la criatura en su vientre
y otros aspectos del embarazo. Todo plan y obra del diablo contra el niño puede ser reprendido. No seria raro
que Dios llamara a ayunar a mujeres encinta ya que en Joel 2; l 6, Dios llama al ayuno a los niños de pecho.
Esta es una época final y decisiva en la que Dios usa todos los recursos para derramar bendición. Si El llama, El
también pone su fortaleza y su salud.
No es normal que la mujer ayune durante el periodo de menstruación. Es un tiempo difícil para la mujer,
donde ésta no debe hacer trabajos pesados y debe descansar y cuidarse en forma especial. Con todo y eso el
Señor sabe lo que hace, y si Dios llama al ayuno, esa es su voluntad ya que El nos prueba en la obediencia en
situaciones difíciles. “Los dirigidos por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios”.
Romanos 8:14.

10. EJERCICIO


Al levantarse por la mañana uno debe ejercitarse ligeramente en la cama y respirar hondo. Esto
contrarrestará sensaciones extrañas que puedan aparecer en los primeros días.
De esta forma el ayuno se hace mas fácil. Es muy beneficioso ya que mantiene la sangre circulando muy bien.
Sin embargo, si se ora como se debe, obtendremos todo el ejercicio necesario ya que la verdadera oración es
trabajo duro, y es lo que necesitamos si queremos ver grandes resultados Espirituales.
Cristo vive

AYUNO CRISTIANO - TEMAS RELACIONADOS CON EL AYUNO

El ayuno y la salud

4) Temas relacionados con el ayuno

1) Importancia del ayuno
El ayuno y el ejercicio
2) Tipos de ayuno
3) Ayunos bíblicos y su propósito
5) Como romper el ayuno
6) El ayuno del Señor
CRECER EN CRISTO