Crecer en Cristo
iglesiasamaria.org
EL NUMERO 1 HOY ES EL ESPIRITU SANTO
El Espíritu Santo ha venido para consolarnos y guiarnos
NO VIVAMOS UNA VIDA A NUESTRA MANERA SINO BAJO LA GUIA DEL ESPIRITU SANTO

En realidad no deberían existir cristianos en soledad hoy en día. El Espíritu Santo llega mucho más allá que todo pensamiento que se esconde en la mente.

Su consuelo es eterno y su alivio es total; pero solo si te rindes por completo.
El Espíritu Santo no se mueve con un sentir natural, de carne o sangre. Solo Jesús sabe lo que se siente teniendo un cuerpo físico. Por eso el Espíritu toma toda la información de Jesús y al ser Dios, hace su labor de una manera perfecta y pura.
El es pureza y luz de eternidad. De esta manera no podemos nunca enmascarar nuestro pecado, ya que El lo discierne todo de nosotros.
¿De verdad llevamos al Espíritu Santo con nosotros a todas partes? ¿o es solo una forma de hablar que hemos adquirido?
El Espíritu Santo no puede estar donde hay engaño o mentira, por eso si estoy ofendiendo con alguna obra de la carne, entonces El simplemente se va.

Es difícil la vida cristiana cuando la queremos vivir a nuestra manera. Dios mismo no se hace responsable de lo que nos suceda cuando le echamos fuera de nuestras vidas.
Las peores decisiones las tomamos cuando el enojo y la falta de perdón están sobre nuestras cabezas.
¿Quién se puede asegurar una respuesta acertada cuando la pregunta sale de un corazón confundido?
Muchas veces le preguntamos al Señor por una solución a nuestros problemas pero nuestros ojos solo miran en una dirección, que es la que dicta nuestro ego.

Cuando hablamos y consultamos con el Espíritu Santo, ¿estamos dispuestos a aceptar la respuesta que El nos da?. Yo creo que no. Somos obstinados por naturaleza y si no nos despojamos de ese traje viejo, no podremos vestir las ropas de luz y santidad que El desea para nosotros.

He oído muchas veces, “ no hay peor ciego que el que no quiere ver”. El reino espiritual es visible por el Espíritu y los que no viven para y por El, no disciernen la vida de Dios.
No te conformes a vivir una vida de bajeza y soledad. Tienes la ayuda perfecta para ser feliz. El Dios del cielo no nos dejó solos, nos envió al AMIGO y poderoso consolador.

El poder de la amistad se encierra en el cuidado que tiene  DIOS  ESPIRITU SANTO con nuestra vida.
No te sueltes de su mano nunca.
  
Bendiciones.
>>  Predicas para mujeres cristianas