Crecer en Cristo
iglesiasamaria.org
RASGOS Y ACTITUDES DE UNA MUJER CRISTIANA
Nuestros hechos hablan de nosotros
ES IMPORTANTE LA FORMA CON LA QUE NOS RELACIONAMOS

A veces es difícil definir hoy en día
quien es y quien no es hijo de Dios de veras.
Son tantas las mujeres que se autodenominan creyentes, hijas de Dios, religiosas,
cumplidoras con la iglesia, etc, que al final crean una confusión terrible alrededor.

Me gustaría definir muy brevemente a mi modo de entender, cuáles son los rasgos que son indicadores de que somos mujeres que de verdad aman a Dios con todo su corazón.
La manera en que nos relacionamos con diferentes círculos de personas dirá mucho de nosotras.
Por ejemplo:

1º-ANTE LA SOCIEDAD
-Debemos dar testimonio de que Cristo está en nosotros, reflejando una vida real y no una religión o fanatismo.
-Compartiendo nuestra esperanza de que El Señor regresará a buscarnos para pasar la eternidad con Él.
-Predicando de que existe el cielo y el infierno. Dos caminos: bendición y maldición.

2º-ANTE DIOS
-Nos dirigiremos confiadamente a El porque sabemos que siempre nos oye.
-Desde el nacimiento nuevo tiene que haber una plena convicción de que Él vive.

3º-ANTE EL DIABLO
-Pienso que nuestra actitud ante el enemigo debe ser de Valentía.
-Con una fe inquebrantable en la obra que Cristo llevó a cabo en el Calvario.

4º-ANTE LA CONGREGACIÓN
-Vivir una vida de ejemplo.
-Siendo siervas esforzadas e imitadoras de Dios, perseverando en toda buena obra.

Conclusión:
Cada día que pasa hay más confusion en las personas que intentan ver una diferencia entre aquellas mujeres que se hacen llamar Hijas de Dios y otras que de verdad lo son.
No creamos que viviendo una vida tibia en cuanto  a la fe, haremos notar nuestra diferencia, pero tampoco profesando un fanatismo ciego en algo que nadie mas que nosotras puede ver. En el equilibrio está el éxito. Pero no el equilibrio de diablo que se hace llamar Ecumenismo (donde claramente confiesan que todos somos hermanos) sino el equilibrio que marcó Jesús en la Cruz; la cual miraba en vertical (hacia el Padre) y horizontal (hacia el prójimo).
Me gustaría acabar con un versículo muy específico para este momento:
“En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.”

AMOR VERDADERO ES AMOR ESPIRITUAL

Bendiciones.
>>  Predicas para mujeres cristianas