La virginidad en la mujer

LA VIRGINIDAD EN LA MUJER


La virginidad en la mujer, para que las muchachas se abrochen los cinturones. En esta parte de la
virginidad y la mujer cristiana, quiero solamente recordarles a las muchachas, que este mensaje
cristiano va especialmente dirigido a ellas, a las mujeres, algunos me preguntarán ¿Que no es tan
importante la virginidad también en el hombre? Si, si lo es, pero quiero el próximo seminario, el año
que entra, hablar a acerca del hombre. Quiero comenzar con alguien, y creo que es más importante
ahorita, comenzar con las mujeres, vamos a pedir desde este momento, que ya nadie este caminando
por ningún pasillo, los que ya están afuera, ya no pueden entrar, y vamos a pedir absoluto silencio para
guardar reverencia y paz.

"porque la juventud es la época tan crítica, y tan decisiva para las mujeres, porque en esta época es
cuando ustedes definen su filosofía, sus creencias, y su moral, y si en esta época en la que ustedes
están atravesando, no tienen bases fuertes, firmes, morales, el futuro, tu maternidad, tu futuro
matrimonio, y todo aquello que te está esperando, tendrá unas consecuencias, no solamente en este
mundo, sino también eternas"

Todos ustedes, amigas y hermanas en Jesucristo, tienen que decidir tarde o temprano, la moralidad
que ustedes van a usar para vivir el resto de sus días. Y esta decisión, o sea, la clase de moral que tú
vas a tratar de escoger, o decidir, vas a tener que hacerla precisamente en el tiempo en que ahorita
estás viviendo. La palabra de Dios dice en Eclesiastés 12:1 “acuérdense de de su creador en los días
de…” ¿su niñez? ¡No! ¿Cuando son viejitos? Tampoco “acuérdense de Dios en los tiempos de su
juventud”, porque la juventud es la época tan crítica, y tan decisiva para las mujeres, porque en esta
época es cuando ustedes definen su filosofía, sus creencias, y su moral, y si en esta época en la que
ustedes están atravesando, no tienen bases fuertes, firmes, morales, el futuro, tu maternidad, tu futuro
matrimonio, y todo aquello que te está esperando, tendrá unas consecuencias, no solamente en este
mundo, sino también eternas.

Existen dos clases de muchachas para los muchachos. Y quiero que todos ustedes estén
absolutamente de acuerdo, porque quiero hablarles como un papá, a otras les quiero hablar como un
hermano, y a otras como amigas, y quiero hablarles directamente, y decirle al pan, pan, y al vino, vino.
Para los hombres hay dos clases de muchachas en la época de la juventud; las fáciles. Estas son las
que se van con cualquiera, a cualquier hora. Cuando tú entras al salón de clases a una escuela, ves
inmediatamente en el recreo, en la clase, a qué categoría, o a qué clasificación pertenece la muchacha
que está en esa escuela.

Y sabes ¿cómo distingues a las fáciles? las distingues por la forma como se visten, número uno,
escotadas, pintarrajeadas como trapecistas del circo, con la falda hasta arriba de las rodillas, no me
importa qué me digas que la falda está de moda, con una actitud de reto, de desafío, con el chicle así, y
en primer lugar, jajaja, se carcajean con todos, por aquí, por allá, andan como mariposillas por todos
lados. Y te das cuenta que son muchachas inestables emocionalmente, son muchachas con
problemas psicológicos, y cree ellas que con esta actitud, pueden ellas tener todos los hombres que
quieran, y están absolutamente ciertas, porque son las que tienen, antes de casarse, por lo menos 10 o
15 amantes, es triste ver a una muchacha que cada dos o tres meses, anda con una persona diferente,
es bien, bien triste, sobre todo cuando vives en un lugar donde todos te conocen, donde en la escuela
todos se conocen, y donde cada cuatro o cinco meses tus mismos amigos te dicen; oye ya andas
ahora con este, imagínate nada más cuando tengas 18 20 años de edad, recorriste casi todo el África.

Y en el otro lado, tenemos a las muchachas que ahorita están sufriendo presión de las fáciles.
Tenemos en el otro lado las muchachas que son criticadas, y que les llaman fresas, les llaman niñas
buenas, les llaman Sor Juanas. Y son precisamente la clase de muchacha, que muchos muchachos
están buscando, para que sea la madre de sus hijos. Ahora, estas muchachas que muchos de ustedes
le llaman fresas, son fresas porque no se pintan como las demás, porque no se visten como las
demás, porque a lo mejor ni siquiera han tenido nunca un solo novio, pero la presión de todas, y ahora
sal con esta, y te presento este, y te presento aquel, esa presión las hace que ellas luchen en contra de
toda esta corriente.

Y esto es precisamente lo que ustedes tienen que entender, cuando un hombre está buscando a
alguien que valga la pena, no busca a una fácil, la fácil la buscan para irse al cine, para irse a la playa,
para irse al reventón, para irse a la disco, porque saben que responde a cualquier lado, para
llevárselas a Valle de Bravo, para llevárselas a Tequesquitengo, para irse a Acapulco, esas son las
fáciles. Pero cuando un muchacho ve una muchacha, y esa muchacha le dice al muchacho “no, y no, y
no” ¿saben una cosa? los muchachos se encaprichan, y dicen “esta, vale la pena” los hombres somos
cazadores, y a los hombres no les gusta las presas fáciles, ¿Quieres ser una presa fácil? ¿Quieres ser
una zorra? que cualquier cazador te case, en cualquier momento, ya casi te hacen “cuchi cuchi” y ¿
vienes? eso va a depender de ti nada más.

Vamos a ver que existen diferentes categorías de sexo. Y en esta mañana, tú te vas a clasificar en cual
categoría te encuentras. Tenemos en primer lugar, el sexo en venta, y esté es la de las jóvenes que por
dinero venden su cuerpo, pónganlo, escríbanlo por favor ahí, las que por dinero venden su cuerpo, a
éstas se les tiene clasificadas como prostitutas, o como rameras en la sociedad. Sin embargo, vamos a
ver más adelante, que una ramera y una prostituta, no lo es simplemente porque venda su cuerpo, el
simple hecho de acostarte con un muchacho antes de casarte, te convierte en una ramera, a la luz de
la Biblia. Esta clase de muchachas, regularmente provienen de hogares muy, muy humildes, donde a
los 12 o 13 años las violaron, o donde tienen necesidad, ellas dicen; de conseguir dinero, quedan
embarazadas, tienes a sus hijos a los 12 13 años de edad, y comienzan a vender su cuerpo a los 15 16
años de edad, se convierten en prostitutas, y son las que llenan muchos prostíbulos, de muchos lados,
de la República Mexicana.

En segundo lugar, tenemos el sexo por juego. Y aquí pertenecen las jóvenes que usan solamente el
sexo para jugar, usan el sexo para jugar, y el 80% de las mujeres actualmente pertenecen a esta
clasificación. Ahorita, se calcula que el 90% de las mujeres en Latinoamérica ya han tenido relaciones
sexuales después de los 13 años. Y no vendieron su cuerpo, lo hicieron por juego. O sea, ellas creen
que es un juego, porque lo ven en la televisión, porque todas tus amigas lo hacen, porque llega un
amigo y te invita un lado, y te comienza acariciar, y tú le das tu cuerpo, para experimentar, para saber,
para ver qué cosas se siente. Y para estas muchachas, el sexo es un juego, no lo hicieron porque
tenían necesidad, no lo hicieron por dinero, lo hicieron porqué es simpático, o a lo mejor está de moda.
La mayor parte de las adolescentes, repito, actuales, se encuentran en esa categoría, están jugando
muchas de ustedes con el sexo, sin saber las consecuencias que van a traer.

En tercer lugar, tenemos el sexo a cambio. Esta es la persona o la muchacha, que a cambio de
seguridad, apúntenlo, a cambió de seguridad, de gratificación, o para obtener un favor, le dan su
cuerpo al jefe de su oficina, o a hombres casados. Llega el jefe, y comienza a piropearte “señorita, muy
buenos días, que rico perfume trae usted” y agregarle el escote que tú traes, y la falda como la traes, y
cómo caminas en la oficina, el jefe está arañando las paredes por ti, y ¿qué pasa? él está casado, y tú
lo sabes que está casado, pero tú lo haces descaradamente, y al ratito él te dice “señorita estamos
considerando un aumento de sueldo, y quiero decirle que estoy considerando un aumento muy
especial para usted” ¿De veras, señor? o simplemente “pues mire señorita, fíjese que está muy duro el
desempleo, y tiene usted que considerar que hay otras personas que quieren su puesto” y ella por
miedo a perder el empleo, y la indirecta que el jefe le tiene, le entrega su cuerpo al jefe, para
mantenerse trabajando como su secretaria.

Hay otras que andan con hombres casados, y ellas saben que están casados, y la pregunta que les
quiero decir en esta mañana es ¿a qué le tiran saliendo con un hombre casado? ¿A que le tiran? ¿A
destruir su casa? “es que no quiere a su esposa” ¡ese es su problema! pero sus hijos el día de mañana,
a ti te van a condenar, a ti te van a señalar, y Dios nunca permitirá que una mujer destruya un hogar,
Dios está en contra del divorcio.

Y tenemos en último lugar, el sexo por amor verdadero. En esta categoría se encuentran las
muchachas maduras, escuchen la palabra, maduras emocional, psicológica y espiritualmente. Cuando
una muchacha sabe que su cuerpo es un brillante, un rubí, una joya preciosa, cuando saben que la
dignidad y la virginidad, es el tesoro más preciado que puede ella tener en su vida, ella no entrega su
cuerpo tan fácilmente, no señores, ella sabe que su cuerpo, o delante de Dios, es el templo mismo del
Espíritu de Dios, dice en primera de Corintios capitulo 6, versículo del 15 al 20, primera de Corintios 6,
del 15 al 20; pónganlo ahí en su manual:

¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y
los haré miembros de una ramera? De ningún modo. ¿O no sabéis que el que se une con una ramera,
es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne. Pero el que se une al Señor, un
espíritu es con él. Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del
cuerpo; más el que fornica, contra su propio cuerpo peca. ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del
Espíritu Santo, el cual está en vosotros (as), el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros (as)?. Porque
habéis sido comprados(as) por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu,
los cuales son de Dios.

En segundo lugar, vamos a ver y a contestar la pregunta ¿Por qué tenemos que casarnos? ¿Por qué
no puedo tener sexo? ¿Por qué un pedazo cochino de papel nos va a unir, y nos va decir que por ese
papel ya estamos casados? Bueno, les voy a dar a ustedes cuatro razones, por las cuales Dios prohíbe
que ustedes no usen el sexo antes del matrimonio. Y muchas personas no quieren comprender esto,
pero les voy a mostrar las implicaciones, no solamente morales, sino sociales, civiles y espirituales, de
lo que significa el matrimonio en la Biblia.

En primer lugar, el matrimonio, o ese pedazo de papel, al que tú le llamas pedazo de papel, representa
un contrato civil ante la sociedad. Es muy diferente que tú llegues a un lado, y que le digas a la gente
“les presento a mi amante” a “les presento a mi esposa”. Cuando tú no estás casada con un muchacho,
tú no puedes presentarte ni siquiera en un club, ni siquiera para obtener pasaporte, ni siquiera para
obtener cualquier trámite civil, porque fíjate tu nada más, el día que tú digas “es que no estamos
casados” entonces viene otro muchacho, y le esta tirando los perros a tu muchacha, o los perros a tu
muchacho ¿Con qué derecho tú le dices: “por qué miras así mi esposo? o ¿Con qué derecho le dices
tú a tu marido o a tu amante? ¿Por qué me fuiste infiel? el te va contestar ¿infiel de que? si nunca tu
has aceptado vivir así como estamos.

Ese pedazo de papel es el acta del matrimonio, es un pacto, un compromiso ante la sociedad, en la
que públicamente le dices “ella es mi esposa” y escúchame esto, lo importante de esto, es que al decir
“ella es mi esposa” “el es mi esposo” en ese momento la sociedad sabe que tiene que respetar a tu
mujer. Es muy diferente que llegues a la casa de tus papás con la muchacha que ya andas, o con el
muchacho que andas, tienen tres años juntos, y viene tu cuñado y le comienza a lanzar los perros a tu
amante ¿Con qué derecho la vas a defender? ¡Si no están casados! tú no tienes ningún derecho sobre
de ella. Ese contrato matrimonial es un compromiso ante la sociedad, al que tú le dices a toda la gente
“les prometo a todos ustedes, no solamente a ustedes, sino también a Dios, y también a mi familia, que
ella es la que yo voy a amar hasta que la muerte nos separe”

En segundo lugar, el contrato civil, o el matrimonio, es un contrato entre tú y ella, es un contrato moral.
Vean ustedes Malaquías capítulo 2, Malaquías esta antes del libro de Mateo, es el último libro del
Antiguo Testamento, Malaquías 2 del 13 al 16. En esta época los hombres habían adulterado en contra
de sus mujeres, y Dios les dice esto a los adúlteros, Malaquías 2 del 13 al 16

Y esta otra vez haréis cubrir el altar de Jehová de lágrimas, de llanto, y de clamor; así que no miraré
más a la ofrenda, para aceptarla con gusto de vuestra mano. Mas diréis: ¿Por qué? Porque Jehová ha
atestiguado entre ti y la mujer de tu juventud, contra la cual has sido desleal, siendo ella tu compañera,
y la mujer de tu pacto.

La Biblia considera el matrimonio, un pacto. Cuando un juez me extiende un certificado y un papel, y
me dice “aquí, este papel sellado por el gobierno judicial, y legal, y civil, y moralmente, los declaro
marido y mujer” en ese momento yo agarro de la mano y digo “prometo serte fiel” y para poderle ser fiel
a mi esposa, necesito la ayuda de Jesucristo. Es imposible poder serle fiel a una mujer, o que una
mujer le sea fiel a un hombre, es imposible sin Cristo. La Biblia dice “separados de mi, nada podrán
hacer” por eso hay tanto adulterio en México, y por eso México tiene ahorita la tasa de divorcios más
alta en estadísticas en América latina; se calcula que en México hay ahorita, a nivel nacional, 4000
divorcios diarios.

En tercer lugar, el matrimonio es un contrato civil. Una vez me preguntó una persona ¿Como debe de
casarse los cristianos? ¿Que cuando vamos a la Iglesia nos están casando? No, escúchenme muy
bien, ni la iglesia católica, ni la Iglesia protestante, ni la Iglesia evangélica, ni la iglesia mormona, ni
ninguna institución en México puede casar a nadie, más que el juez por lo civil. Cuando vas a la iglesia
Católica y el padre dice “hay alguien que se oponga a que case Chencha con Chencho, en ese
momento alguien se para por halla y dice “yo me opongo, este señor es un bígamo, tiene cinco hijos
conmigo” ¿Que va a hacer el sacerdote? Saben, lo único que pueda hacer es hablarle a la patrulla para
que se lo lleven, no los puede divorciar, el no tiene ninguna facultad civil para divorciar a nadie, ni
tampoco casar, ellos ya llegaron casados a la iglesia, ningún sacerdote católico puede casar, o dar la
bendición a ningún matrimonio, si antes el matrimonio no les enseña que están casados por lo civil,
porque a él lo meten a la cárcel, el no esta casando a nadie, el está dando su bendición apostólica y
católica, como le llaman ellos, ante ese matrimonio, pero lo que los casó, fue la autoridad civil.

Y dice Romanos capítulo 13 del 1 al 2 “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque
no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas” ¿Qué dice la
Biblia? que cuando el juez te entrega el certificado de matrimonio ¡escúchenme muy bien! tú y yo, ya
estamos casados, ante la sociedad, ante mi y ella, y ante Dios. Ahora, si después del matrimonio por lo
civil, tu quieres hacer fondongo, y bochinche, y fiesta, y traes mariachis, y meterte, he irte a la villa de
rodillas, o lo que tú quieras, eso es independientemente, es un testimonio la sociedad, pero casados ya
están delante de Dios.

El matrimonio cristiano se hace regularmente en una casa, se invita al juez, se casan, vamos al jardín,
sándwiches, y que los dos den su testimonio a todos los demás, y que haya un testimonio de algún
predicador para darle testimonio a todos los invitados incrédulos, y se acabo, váyanse de luna de miel
a Chalco, adonde quieran irse.

Pero entiéndanme, en cuanto el juez les dé el certificado, ustedes ya pueden vivir juntos, ya pueden
esa misma noche irse de luna de miel, porque el certificado de un juez es lo que Dios respeta en su
palabra. El juez ha recibido una autoridad divina para poder casarlos, y poder establecer que el día que
el se quiera pelar, y se quiera ir con otra ¿Qué haces tú si es tu amante? pero sabes una cosa, si hay
un papel como ustedes le llaman, en ese momento vas a una delegación, le levantas acta por
abandono de hogar, y te lo regresan o te lo meten a la cárcel. Para eso sirve ese pedazo de papel que
ustedes dicen, y que la Biblia enseña que tenemos que sujetarnos a las autoridades civiles.

Y en último lugar, el matrimonio es un contrato espiritual. Póngalo por favor, porque no está en su
manual, número cuatro, es un contrato espiritual. Génesis 2:24 “Por tanto, dejará el hombre a su padre
y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne” el matrimonio, póngalo allí por favor, no lo
inventaron los hombres, repito, el matrimonio no lo inventaron los hombres, es la primer institución
establecida por Dios en su palabra, como no es un invento humano, no hay divorcio. Dios abomina el
divorcio, te casaste, te amolaste, ya no hay de que cambió, como cambias de coche al mes que entra,
o el año que entra, o “no nos entendemos” y “es que no salió como yo creía que iba a salir” “y en la
noche se le paran los pelos feo” “hay hermano es que usted no sabe cómo le huelen los calcetines”

¿Saben una cosa? la mayor parte de los matrimonios que ahorita nosotros estamos aconsejando,
hemos descubierto un común denominador en el 90% de ellos, se casaron muy pronto, ya prendieron
la música, se casaron muy pronto. No sé ¿Por que ahorita todo mundo tiene prisa para casarse? Y
siempre me estoy encontrando con el mismo problema, me hablan a la casa, Armando fíjate que, me
adelanté, ahora se que cometí un error tremendo, me debí haber esperado seis meses más, me debí
haber esperado un año más, pero ya están casados, ya no pueden hacer nada. Pero cuantos de
ustedes, ahorita están planeando casarse, y mejor sería casarse a los 25, a los 30 años, bien casados,
que casarte antes, y lamentar y arrepentirte los próximos años de tu vida.
Crecer en Cristo
iglesiasamaria.org
Predicas para mujeres cristianas
Temas para la mujer cristiana
Vamos a la tercera parte, y porque es tan importante conservarme virgen hasta el matrimonio. En
primer lugar, cuando tú impides que te manoseen, y que te toquen, y cuando tú impides que un
muchacho abuse de ti, te va a conservar virgen. Te mantiene en primer lugar, libre físicamente, de
quedar embarazada, y de enfermedades venéreas, número uno. ¿Saben ustedes que la sífilis
aumentó de 1960 al 80 260%? la gonorrea aumentó de 1985 al 86 300%, y cada 15 segundos, de
acuerdo a Sub-jefatura de Estadística del Instituto del Seguro Social, cada 15 segundos en México
alguien contra gonorrea.

¿Saben una cosa muchachitas? cuando tú le das tu cuerpo a tu novio, ese chavo pirrurris con el que
andas, y que tú crees que nadas más contigo es fiel, él los sábados después de 2 o 3 “drinks” con sus
cuates ¿A dónde crees que van a las dos o tres de la mañana? ¡Van con las muchachones!, eh, ¡van
a la zona rosa, y se levantan a la que puedan! y después él viene contigo, y tiene relaciones ¿tú crees
que eres la única con el cual, él ha tenido relaciones sexuales? te equivocas, y al ratito lamentas, y
tienes problemas ¿Por qué? porque tu novio te contagió una enfermedad venérea, la cual te va a
marcar para toda tu vida.

En segundo lugar, no solamente te librará físicamente de quedar en cinta, sino que también te librara
de los peligros de la píldora anticonceptiva. No sé cuántas de ustedes sepan, muchachas, los
peligros tan grandes de las píldoras, o de las pastillas anticonceptivas. Se acaba de descubrir hace
dos o tres meses, de acuerdo a la Sociedad de Ginecología de Nueva York, que ya está comprobado
que las pastillas anticonceptivas producen esterilidad en la mujer. Número dos, alteran su sistema
nervioso, simpático y central. Número tres, las afecta psicológicamente, se vuelven más irritables,
más “berrinchudas”, y más sensibles. Y en cuarto lugar, pueden producir también connatos de aborto.
Esas son las pastillas anticonceptivas, cuando no son recetadas por un ginecólogo por falta de
hormonas, es lo más peligroso, es el veneno más grande que tú puedas estarte tomando.

Me encontré una pareja el otro día que me dice “Armando estamos orando para tener un hijo” ¿
Cuánto tiempo tienen ustedes de casados? “cuatro años” y ¿Por qué no han tenido hijos? porque
tengo cuatro años tomando pastillas, y tenemos seis meses, y el doctor dice que “cree que soy estéril”
y ahora ella lo descubrió, que por tanta pastilla cochina, ella ya no puede ni siquiera tener hijos.
Cuando nos casamos es para formar una familia “pero la familia pequeña vive mejor” buen, pues eso
es lo que el mundo dice, pero Dios dice en el Salmo 127 “bendición de Jehová son los hijos”. Ahora
muy bien, después de dos o tres niños, antes de que sigas tomando pastillas, mejor lígate. Cuando te
cases, o que te amarren las trompas, o que te las corten, y se acabó la familia, y quédate con dos o
tres niños.

Pero cuando nos casamos es para tener hijos, para disfrutar la vida con ellos, para verlos crecer
jóvenes, yo le doy tantas gracias a Dios, tantas gracias a Dios, que parezco el hermano de mis hijos ¡
arroz! ¡En serio! ¡No deveras! deveras me siento joven, gracias a Dios amo mi esposa
entrañablemente, con la ayuda de Cristo le he podido ser fiel, pero le doy tantas gracias a Dios, como
ustedes no se imaginan, de que mis hijos me puedan ver como un amigo, con respecto, pero
poderme yo llevarme con ellos, y ver que no hay mucha diferencia en los años, 2 que 3 no más
(risas).

También la píldora, se descubrió en la Sociedad Ginecológica de Nueva York, que la píldora produce
coágulos de sangre que se alojan en los pulmones, la irritabilidad, ansiedad y la esterilidad.

En tercer lugar, te va a conservar libre físicamente de tener que casarte apresuradamente. ¿Cuántas
de ustedes que ya están casadas, las tuvieron que casar? no levanten la mano por favor, no se
quemen. Un hijo ilegítimo es algo que va a producir delincuentes juveniles en el día de mañana.
Durante mucho tiempo tú has oído la palabra de Dios, y la Biblia dice “hija mía, guarda mis
mandamientos en tu corazón” y llega el momento que no quisiste hacer caso, y te fuiste con el
muchacho, y te tomaste una copa, he hiciste lo otro, y acabaste dándole tu cuerpo, para acabarla de
amolar, ni siquiera estabas tomando pastillas y ¿Sabes lo que pasa? Te embarazas. Ahora que te
embarazas, ya no puedes abortar.

Saben ustedes, que en segundo lugar, la virginidad te va ayudar a mantener te libre
emocionalmente. No sé cuántas de ustedes sepan lo que es el aborto, pero apúntenlo por favor, las
diferentes clases de aborto. En primer lugar, existe el aborto por dilatación, apúntenlo, esto se hace
antes de las 12 semanas del embarazo, aborto por dilatación. En segundo lugar, existe el aborto por
succión, se mete un aparato en la vagina de la mujer, treinta veces más poderoso que una aspiradora
Filter Queen, de 2 caballos de fuerza, y chupa, y hacen pedazos el niño que traes en tu vientre, te lo
sacan de la matriz por medio de una aspiradora. En tercer lugar, existe el aborto por solución salina,
este se hace entre el tercer y sexto mes, aquí se le inyecta a la mujer en la matriz, una solución con
mucha sal, para matar por envenenamiento al niño, una sobredosis de sal. En cuarto lugar, existe el
aborto por dilatación y evacuación, entre el sexto y séptimo mes, aquí introduce en la vagina de la
mujer, pinzas, y lo comienzan a cortar al bebé, hasta que lo sacan en pedazos, lo arrancan. Después
tenemos el aborto por drogas, para que la mujer arroje el bebe, esto se llama la prostaglandina, que
causa embolia, o daña los riñones de la mujer. Y en último está Estereotomía, abren al bebe, lo
sacan y lo ahogan en su líquido, o lo ahorcan con el cordón umbilical. Y esto se llama asesinato a los
ojos de Dios ¿Por qué tienes que llegar a hacer eso? ¿Por qué? ¿Por media ahora de placer con tu
novio? ¿Valió la pena que te conviertas en una asesina? porque no puedes ni siquiera tener un niño,
y todo por no querer agarrarte de la mano de Cristo, por hacer tu voluntad, por independizarte de Dios,
por imitar a Madonna.

En último lugar, vas a quedar libre socialmente, la virginidad te ayudará a no quedar marcada como
“la que se va con todos los hombres”. Tarde o temprano todas las mujeres que sea acuestan con un
hombre, quiero que sepan lo siguiente, en el momento que tú te acuestas con tu novio “abre por favor
los oídos ahorita así como elefante” en el momento que tú te acuestas con tu novio, lo primero, lo
primero que tu novio va a hacer, es contárselo a sus amigos, es lo primero que va hacer , y después a
sus primos, y después a los vecinos, y al ratito todo mundo ya sabe “esa que va hay, se acostó con
fulano, mengano y con tatarangano” ¿Esa es la fama que tú quieres tener? ¿Esa es la fama que
llegues a cualquier club, a cualquier escuela, y que ya todo mundo sepa, que ya te acostaste con tres
o cuatro? a mí no me gustaría el día que yo me case, que mis amigos me dijeran antes del
matrimonio “solamente quiero recordarte, que tu futura esposa ya lleva cuatro o cinco, y tu vas a ser el
séptimo”

¿Cuál es el precio de la virginidad? En primer lugar, burla de tus amigas. Esto es clásico, todas las
muchachas quieren que sean como ellas, dice Cristo “ancha y espaciosa es la puerta que conduce a
la perdición” y la mayoría van por esa puerta ¡Ahí va la borregada! todas imitan a Madonna, todas
andan con ropa interior, todas con el escote aquí, todas se acuestan con todo mundo ¿Por qué tú no
puede ser diferente? al ser diferente te va a costar la burla de tus amigas, te van a comenzar a llamar,
repito la fresa, pues aunque te llamen la fresa, pero ellas parecen manzanas podridas, ya parecen
lacoyos. En segundo lugar, te va a costar la soledad. Vas a sentir que va llegar un día, en que te vas a
sentir, deveras, te van a decir “tú debiste haber nacido el siglo pasado”, así te van a decir, “porque
mejor no te metes de monja” pero ¿de veras vale la pena, que se burlen, que te digan monja, que te
digan fresa? pero tienes que pagar el precio, y vale la pena mejor quedarte sola y sin amigas, que
salir con amigas que estaban propiciando la pérdida de tu virginidad. En tercer lugar, vas a tener que
restringir tus apetitos sexuales. Cristo vino a darnos un espíritu de amor, de dominio propio y de valor,
Segunda de Timoteo 1:7 la Biblia dice “Dios no nos ha dado un Espíritu de cobardía, sino de amor, y
de dominio propio” te va a tener que costar, aprender a restringir tus apetitos sexuales.
La virginidad en la mujer