La fe que mueve montañas

8 - LA FE QUE MUEVE MONTAÑAS


1) La Fe y la Oración

EN MARCOS 11:22-24, JESUS literalmente dijo:

"TENED FE EN DIOS. Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en
el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por lo
tanto os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis y os vendrá."

El día anterior de Jesús hablar estas palabras, El había hecho el viaje de Betania y al ver una higuera a la
distancia se detuvo a buscar fruto en ella. Encontró que sólo tenía hojas. Entonces El lanzó aquella terrible
sentencia diciendo:

"Que ya jamás nadie coma fruto de ti"

Los discípulos escucharon lo que El dijo. Miraron el árbol, pero no había evidencia de que nada hubiese
pasado. El follaje estaba aún tan verde como antes. Pero al pasar al otro día por el lugar, miraron y se
quedaron asombrados al ver que las hojas se habían secado. Pedro dijo:

"Maestro, mira, la higuera quemaldijiste se ha secado." (Marcos 11:2)

Ahí fue que el maestro hizo la solemne declaración que con fe en Dios se movían las montañas. ¿Qué fue lo
que realmente le sucedió a la higuera? En el preciso momento en que Jesús habló la Palabra, la higuera se
murió. Sólo requería un tiempo para que los resultados se manifestaran. Aquí tenemos otro secreto vital en
la oración. El creer, tenía que venir antes de recibir, en la oración. Jesús dijo:

"Por tanto, os digo, que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis y os vendrá.”

No es creer que lo recibiremos en el futuro. Eso sería negar que ya Dios ha contestado la oración y que El ha
cumplido Su Palabra. Tenemos que creer que ya lo tenemos, aunque en ese momento no haya ni la más
mínima evidencia de un cambio. Hay que CREER que la contestación viene en el momento en que hacemos
la oración de Fe, aunque aún sea invisible al ojo natural.

Debemos alabar a Dios y darle gracias porque lo tenemos ya aunque aún no lo veamos. Jesús alabó a Dios
frente a la tumba de Lázaro, creyendo en su resurrección, cuando aún éste estaba en la tumba. Tenemos
que creer que tenemos la contestación sencillamente porque la PALABRA DE DIOS dice que tenemos la
contestación. Esta es la Suprema Revelación que Jesús nos dejó concerniente a la fe. Lo que vemos o
sentirnos con nuestros sentidos naturales no tiene que ver nada con el asunto. Si creemos, lo invisible se
volverá visible, y lo visible se volverá invisible. Los síntomas tienen que desaparecer así como las hojas
verdes de la higuera se secaron. Este es el secreto de obtener lo que necesitamos de Dios. Lo recibimos, no
porque lo merezcamos, sino por la fe. La Fe nunca mira a las condiciones. La fe nunca mira los síntomas, sino
que está indiferente a ellos, los rechaza, no los considera. La Fe no depende de nada que los sentidos
naturales puedan discernir. La FE fue la que creó al mundo de la nada. La FE es verdaderamente Fe cuando
no ve nada. Cuando la contestación viene, ya no es Fe, sino vista. (El resultado de la Fe.) LA FE sólo demanda
una cosa, que descanse en la PALABRA DE DIOS.

"Todo lo que pidiéreis orando, creed que lo recibiréis y os vendrá."

Sin Fe es imposible agradar a Dios. La Oración sin Fe se vuelve vana palabrería. Sería una conversación
inútil, pero si Ud. cree en su corazón y habla victoria y sostiene esa confesión de Fe sin titubeos, ni
alternativas, ni dudas, lo que pide lo recibirá.

La Oración de Fe Mueve las Montañas.
Algunos en cuanto sienten algún síntoma corren al médico. No juzgo, ni critico a nadie, pero la Biblia dice: "La
Oración de Fe sanará al enfermo y el Señor lo Ievantará : (Santiago 5: 15) Esa era La Fe de la Primera Iglesia
y Cristo no ha cambiado. Yo creo que Jesús y Su Palabra son más confiables y seguros que la ciencia del
mundo. Ya El lo hizo en la Cruz y eso es para sus hijos.

2) La Fe del Grano de Mostaza

Muchos creen que la Fe para Mover las Montañas, no se puede obtener. Sin embargo esta fe no es algo
fenomenal, sino más bien una Fe persistente, una Fe que se sostiene y que no se debilita bajo las pruebas. Es
una Fe que rechaza el testimonio de los sentidos naturales y mira a la PALABRA DE DIOS como la única
evidencia suprema de que algo es verdad o no. Así es la fe sencilla del grano de mostaza, que Cristo dijo que
era suficiente para mover montañas.
En Mateo 17:20 Jesús dijo:

"Si tuviereis fe, como grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os
será imposible."

Un grano de mostaza se siembra en la tierra y si al otro día se saca, encontramos que no ha habido cambio en
él. Lo volvemos a observar una semana más tarde y notamos que a lo mejor ha habido muy poco cambio. Sin
embargo, ALGO ESTA, SIN DUDA ALGUNA SUCEDIENDO, que producirá el árbol de mostaza. El
movimiento es microscópico, pero real. No lo vemos, pero está sucediendo de todas maneras. Pasan días y
finalmente una plantita muy frágil se abre paso por entre el terreno. Más y más alta se va poniendo según
pasa el tiempo. Este crecimiento no cesa hasta que la Voluntad de Dios para la planta de mostaza se alcanza
y las aves del cielo pueden anidar en sus ramas. No es una Fe espectacular, pero es una Fe inconmovible,
una Fe que no cede. Es la Fe que Cristo dijo que movería las montañas. Algunas personas siembran su
semilla de mostaza y entonces la sacan de nuevo para examinarla. Confunden la FE DE LA SEMILLA DE
MOSTAZA con la FE INSTANTANEA. Después que han sembrado la semilla de lo que esperan, retornan en
breve a examinarla. Al encontrar que los cambios no son los que esperaban, creen que no ha sucedido nada.
Dicen: "Aún estoy enfermo." Mis síntomas están aún ahí. No fui sanado." Al confesar el fracaso ellos arrancan
la semilla de su Fe. Aceptan la derrota cuando la victoria venía en camino. La semilla, sin duda alguna
comenzó a crecer en cuanto la sembraron, pero su Fe les falló. Creyeron que la semilla se volvería un árbol de
la noche a la mañana. Cuando esto no sucedió, se conformaron con la derrota. Cristo díjo:

"Si tan sólo puedes creer, todo es posible para el que cree."

Espera en Dios y El hará; dice Su Palabra. Para los primeros días de mi ministerio estaba predicando una
campaña y sentí un terrible dolor de muelas. Oré de todo corazón y reprendiendo el espíritu de enfermedad
en el Nombre de Jesús. El dolor se fue al instante, pero la caries se quedó allí. Oré de nuevo y le dije al Señor:
"Lléname esa muela. Tápala con el material que tú quieras." La caries se quedó igual, pero yo creí que estaba
hecho. Al otro día la caries estaba aún ahí, pero yo dije: "Gracias, Señor que la llenaste ayer. Muchas gracias
que lo hicistes." La caries siguió ahí, pero día tras día yo confesaba que estaba arreglada. Aleluya. pasaron
como 2 años y día tras día yo seguí confesando que el Señor la había llenado. No creía por lo que veía sino por
la Fe en Su Palabra que dice que lo que pido creyendo será hecho. Una madrugada fui despertado cuando
alguien entraba a mi alcoba. Al mirar pude ver que era el Señor. Se acercó y se paró a mi lado. Me abrió mi
boca con sus manos y sentía cuando comenzó a trabajar en la muela. Cuando terminó se marchó y yo busqué
con mi lengua y la carie había sido tapada. Luego me levanté y miré con un espejo y ví que la carie estaba
llena con una sustancia gris. Esperé en Dios creyendo y confesando la victoria por la Fe en Su Palabra y fue
hecho. Fiel es el Dios que prometió. Gloria a Dios.
Cristo vive
Crecer en Cristo
Crecer en Cristo
predicas, mensajes cristianos, predicaciones, sermones, predicaciones, predicaciones cristianas
libros cristianos gratis, descargar libros, libros pdf, descargar libros
la mujer cristiana, predicas para mujeres
estudios biblicos, mensajes cristianos, articulos, temas de actualidad
crecerencristo.com
oración
pastores, predicadores, profetas, maestros
libros cristianos
la mujer cristiana
estudios biblicos, mensajes cristianos
peticiones de oracion
crecerencristo.com
Radio cristiana
Radio cristiana
estudios biblicos, mensajes cristianos, articulos, temas de actualidad
estudios biblicos, mensajes cristianos

LA ORACION - LA FE QUE MUEVE MONTAÑAS

Fe grano de mostaza
Palabras de fe
2) La oración de victoria
3) La oración en el Espíritu
4) Los secretos de la oración parte1
1) Hombres de oración
5) Los secretos de la oración parte2

8) La fe que mueve montañas

6) Jesús y la oración

La fe mueve montañas

La fe cristiana

La fe y la oración

Oración de fe

Palabras de fe

La fe y la oración

la oración que mueve montañas

La fe y la oración

Palabras de fe

7) La voluntad de Dios en la oración
CRECER EN CRISTO