Las bienaventuranzas
No debemos evitar la persecución puesto que los que
padecen persecución son bienaventurados. No solamente
debemos creer en el Señor sino que también debemos sufrir
por Él cargando su cruz. Debemos ser sabios cuando
prediquemos el evangelio, no digamos: crea en Jesús y será
bendecido o si va a la iglesia recibirá bendiciones, si lo
hacemos así no funcionará. La gente del mundo piensa que
toda bendición debe ser visible, ser bendecidos para ellos
significa ganar mucho dinero y vivir cómodamente sin
embargo los que creemos en Jesús no somos así.

Debemos ser sabios al evangelizar.
Si creemos en el Señor no solamente recibiremos la salvación
y seremos bendecidos sino que también sufriremos. Primero
debemos amar a Dios más que a todas las personas. Cuando
renunciamos a todo por el Señor recibiremos bendiciones en
este tiempo y en el tiempo venidero, también padeceremos
persecución. Creer en el Señor y vivir de acuerdo a su palabra
es espiritualmente una acción o un hecho de luz. Si vivimos en
la luz Dios nos amará pero seremos perseguidos, la gente
carnal intentará matar nuestra fe.
Crecer en Cristo
iglesiasamaria.org

BIENAVENTURADOS LOS QUE PADECEN PERSECUCION POR CAUSA DE LA

JUSTICIA PORQUE DE ELLOS ES EL REINO DE LOS CIELOS

a causa de la justicia
8- Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia porque de ellos es el reino de los cielos
1) Bienaventurados los pobres en Espíritu
2) Bienaventurados los que lloran
3) Bienaventurados los mansos
4) B. los que tienen hambre y sed de justicia
Persecución
5) Bienaventurados los misericordiosos
6) Bienaventurados los de limpio corazón
7) Bienaventurados los pacificadores

8) Bienaventurados los que padecen persecución

Si nos oponemos al Espíritu Santo nuestra salvación estará en peligro. Los que creen en el Señor sufren
dos clases de persecuciones:

La primera es sufrir persecución por la justicia

La segunda es sufrir persecución por el Señor Jesucristo.

Ser perseguido a causa la justicia es cuando se vive de acuerdo a la palabra de Dios, conforme a la
verdad, en luz y en bondad. No comprometamos nuestra santidad por nada, ni siquiera en un 1%, no
neguemos a Jesús por nada ni por nadie. Todo es posible si Dios esta con nosotros. Todo aquel que hace lo
malo aborrece la luz y no viene a la luz para que sus obras no sean reprendidas, mas el que practica la
verdad viene a la luz para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios. Aún cuando se es salvo no
todos irán al mismo lugar en el cielo. Algunos son protegidos por Dios y otros no a pesar que todos dicen
creer en el mismo Dios. No podemos cometer nada incorrecto aún cuando intenten persuadirnos a ello. No
podemos decepcionar a Dios aunque esto signifique perder nuestro empleo, incluso si nuestros familiares
se disgustan no podemos hacer ninguna cosa incorrecta que Dios aborrezca aún cuando tengamos que
padecer persecución elegiremos vivir de acuerdo a la palabra de Dios. Dios Padre nos dio a su único hijo
quien murió por nosotros en la cruz.

Sabemos con toda seguridad que hay un cielo y un infierno por eso no desearemos caer en la perdición,
tampoco querremos solamente ser salvos. Examinémonos constantemente para que así lleguemos a
cambiar totalmente y demos gloria a Dios. Para los que son perseguidos por causa de la justicia es el reino
de los cielos, así que es de mucha bendición si somos criticados o perseguidos cuando predicamos el
evangelio y guiamos a otros a la salvación. Ser criticado y perseguido a causa de la justicia no será por
siempre, a medida que venzamos las persecuciones y crezcamos en fe hasta llegar a perfeccionarnos,
ganaremos el respeto de los demás y no habrá más persecución y Dios nos bendecirá espiritual y
materialmente. Después de las persecuciones vienen la gloria y las bendiciones. Las persecuciones
solamente serán por un corto tiempo y luego recibiremos bendiciones.

Nunca debemos decir nada en contra de Dios. Cuando hablemos de Dios tenemos que emplear
expresiones respetuosas y palabras santas, no debemos tomar el nombre de Dios en vano. Si vencemos las
persecuciones y glorificamos a Dios nadie nos perseguirá, todas las persecuciones desaparecerán.